lunes, 22 de marzo de 2010

El blogger y el regreso

Me pasó de nuevo.  En enero del año pasado dejé de postear como un mes por reacomodo de viaje, es decir, no postée mientras viajaba, ni un par de semanas al regreso que suelen cobrarse el impuesto de la realidad. Me pasó de  nuevo, y me obligó a reflexionar sobre la naturaleza blogger, el mundo facebook, los cantares twitter y algo más por ahí. Acá algunas superficiales ideas que luego le entraré con más colmillo.

Del mundo blogger, me quedó claro, nadie sabe con certeza qué es un blogger, quién, sí, pero qué, nada. Nos limitamos a afirmar que un blogger, tiene un blog, y punto. Por lo demás el perfil es tremendamente escurridizo, sabemos que hay comunicación, sabemos que hay enfoque, sabemos que hay estilo, sabemos que hay contenido pero por lo pronto no importa mucho la clasificación, de alguna manera el ejercicio blogger es una forma de oralidad. Se me ocurre.

Del Facebook, pues que no tiene sentido hablar de fiebre, pero sí del virus. Confieso que cada vez me da mas escozor la plataforma, hay algo ahí de big brother que no me gusta, esa supuesta discreción pública es una contradicción que por ahí se vuelve muy incómoda.  Los terminos que contrapone FB pues privacidad y publicidad. Los contenidos acá son las vidas de los usuarios (sí, tu vida es un contenido de facebook, ja!). Sin embargo, las posibilidades de comunicación que brinda son una tentación para curiosos, consumidores empedernidos, procrastinadores de cepa y criaturitas tiernas frente a un monitor, es decir, para nosotros. Es cuestión de decisión, estar o no estar, y si estás cómo. Hasta hace poco podíamos suicidarnos del FB en esta maravillosa página http://suicidemachine.org/ que tiene por eslogan "conozca a sus vecinos de verdad". Los nenes de FB los bloquearon para evitar que nos borráramos definitivamente de su página, otro detallito ideológico para los señores gigantes del loguito azul.

A la pregunta de cómo aterrizar la red al espacio físico surge la respuesta del internet de las cosas que parece un cuento de Philip K. Dick. Pero esos son otros cuarenta pesos. Igual soy usuario y defensor de la tecnología, pero sí, apelo a que no nos acostumbremos tanto al monitor, a que no dejemos de cuestionar qué es lo que tenemos al frente, y más aún, quién está detrás de lo que vemos  (ja, ya hablaremos de Google, más adelante).

Con Twitter es otra cosa, ese pequeño pajarito logró hacer sus estragos de otra manera, me gusta definirlo como una red informativo-laboral relajada. La utilidad de esos 140 caracteres es impresionante, fidelidad, comunidades a la medida y contenidos mediados,  lo máximo. Claro está, montañas de info que no necesariamente te interesa, pero eso, todos los días y casi que en todas partes, sobretodo en nuestras cabezas, así que no pasa nada.

Pero bueno, todo muy rapidito pues,  la idea es que estoy de vuelta y que ayer fue el equinoccio de primavera, así que es el momento de sembrar y de cosechar.

¡Hell yeah!

Ah  y Aguanilé en Yoruba es algo así como "limpiar la casa".  Es un buen momento...

6 comentarios:

MarianoCantoral dijo...

El twitter es un mecanismo de los chismosos new age, el elemento evolutivo está en que somos nosotros quienes nos pelamos. También podríamos hablar de él como un big broder (algo muy orweliano-facaultiano), que en vez de cámaras, nosotros levantamos una especie de acta notarial con 144 caracteres y la dufundimos por el ciber espacio. Claro lo anterior aplica para quienes utilizan el twitter atendiendo a la naturaleza del twitter, no para quienes lo usan como un mini blog o un blog sui géneris, porque contrario sensu, la naturaleza del blog no está circunscrita a un tema específico, aunque dicen que es bitácora, o sea que quizá la idea primigenia era que fuese un tipo de Diario público, donde nos despojáramos de las vestiduras, pero como vieron que no funcionó, y algunos nos pusimos a escribir poemas en ellos, quizá pensaron, facilitémoles la cosa, que se desnuden pero lo más rápido posible, así se evitan la justificación de que qué hueva escribir.

Duffboy dijo...

Me llega tenerte de vuelta en la blogósfera al menos. ¿Ya regresaste a Guatebala? Abrazos que sobrepasan los 140 caracteres.

Anónimo dijo...

Pues bievenido Julio, un abrazo.
YT

Mario Cordero dijo...

Porque, como te he oído decir, la que es, vuelve, y con diente de oro. Un abrazo por tu regreso.

Julio Serrano Echeverría dijo...

Mariano: bueno, veo que tu experiencia con el Twitter ha sido bastante poco productiva, sí puede ser como chismografo, pero qué hueva. Si sos usuario del twtr, te recomiendo seleccionar bien a quien seguís y pensar para qué seguís a esa mara, y por qué te siguen los que te siguen, es un ejercicio interesante para pensar un poco la responsabilidad web si es que eso existe. saludos

Duffboy: gracias por el abrazo plustwtr jeje, sí vos ya volvide a estas tierras, a ver si nos chocamos pronto, abrazote para vos tambien

YT: buena onda Titi, abrazote

Mario:gracias mano, ahí estamos puliendo el diente, abrazote

MarianoCantoral dijo...

Julio, gracias por los consejos, aún no tengo twitter, quizá por eso mi comentario pudo haber sido frívolo (dirían algunas sentencias judiciales cuando los recursos interpuestos son insensatos).

Me baso sólo en lo que he leído en algunos medios, así que quizá mi conocimiento acerca de la verdadera atmósfera y naturaleza twiterística sea endeble, y por lo tanto No calificado.

Buena onda, saludos!