miércoles, 10 de junio de 2009

Love

Alan citaba hace poco a Goldman entrevistado por Marta, "Cuando tomas todo bajo consideración –la historia, las realidades contemporáneas– el mundo le debe a Guatemala un poco de amor". La frase me quedó rebotando, unos cuantos días antes leía en Barthes "cuando eres tierno, entiendes tu plural", y otros días más atrás a Jodorowsky "El amor es lo que disuelve todas las resistencias" y "Hay que perder los resentimientos: es el gran tabajo de resolver la rabia y los rencores. Estamos llenos de rencores y frustraciones por amor no obtenido. La enfermedad es falta de amor". En fin ahora mismo escucho Somebody to love, convencido de 3 cosas,
- que definitivamente amar jamás es un verbo en infinitivo (como dice Barthes)
- que amar tiene que ver con la magia, en el sentido de esa reconciliación primigenia de la razón y el sentimiento, de la ciencia y la poesía, de la matemática y la música.
- y que a huevos que nos hace falta, por lo menos y para empezar, liberar el estrés ante el hecho amatorio (algo extraño impide que relacionemos amor y sociedad), la ternura, en mi humilde opinión, es una actitud profunda y radicalmente política.

2 comentarios:

Luisa F.S.C. dijo...

El "Somebody to love" de Queen... lo máximo ese tema. De los otros dos que mencionas... pues me quedé con la cara de signo de interrogación. Estoy deacuerdo en que si el amor fuera un verbo activo, las cosas serían diferentes a nivel mundial. Pero al amor lo tomamos casi como un tabú, parecido al acto de hacer el amor. Por eso es que se le quita lo acción al verbo amar. Pero, personalmente, he llegado a la conclusión de que el amor viene de adentro de uno. No se puede amar para afuera, si no se ama para adentro. y el amor no es sólo una cuestión de pareja: es hacia todo ser viviente... pero cuesta quitarse esa sensación extraña de amar a un amigo o al compañero de trabajo. Querer y amar que difil unir esas dos palabras en una: quiero café, te amo a ti.
Lindo post. Saludos.

ixmucane dijo...

Qué casualidad, cabal hoy un amigo me recomendó a Judorowski. Me dijo que buscara una entrevista en youtube. Las casualidades de la vida.
Y tienes razón, no lo había visto así, pero es cierto que la ternura es una actitud radicalmente política, principalmente en esta época en que se premia el individualismo. Si un día de estos nos decidimos a repartir toda la ternura que llevamos dentro, seguro nos llaman subversivos ;-)