lunes, 17 de noviembre de 2008

No direction home


esas cosas cotidianas que luego dicen mucho de tu vida, pequeños detalles que te dejan saber que ya no tenés "casa", en el sentido de "hogar", el espacio-nido que tiene que ver con tu infancia y con tu intimidad y con no sé qué otras cosas, total en estos días descubrí que:
-hace diez años me fui de casa "a tocar rocanrol y no volví nunca más" (siempre vuelvo, no hay que ser pajero)
-cuando el cagadero de la oficina te parece tibio, fraternal, cotidiano, estás pisado. Una vez olvidado el calor de algún retrete en particular, te quedás fuera, sos de todos los baños y de ninguno :(
-no tengo bicicleta: tener un lugar donde poner la caballita e ir con ella a traer el pan, pedir prestado un tacuche (ah palabrita más desabrida es café y sesentera como vendedor de seguros con canas), o simplemente a diz que hacer ejercicio... un día no más, por supuesto.
-cuando pienso en mi casa (donde vivo), pienso en mi cuarto; el baño, la sala y la cocina están ahí como una respuesta obligada "y la sala?" "abajo pero no hay nada".
-"es que ni me mantengo ahí"
-"salgo a las 7 y regreso a las 9" "¿2 horas?" "no, catorce"

5 comentarios:

Cristianmejia dijo...

Muy cierto el nido solo para calmar dolores y como se extrana el nido mayor cuando se esta deprimido,chipe o muy feliz. Saludos y que bueno que volviste a postear. Salú!

el Kontra dijo...

La casa donde uno creció siempre será su casa, de ahí son los lugares donde descansamos. Saludos

Martín Díaz dijo...

Puta! Esa foto da constancia de que noviembre es un mes hermoso... pero no logra que te veás bien con esa franela mi GORDO.

la-filistea dijo...

¡Por Dios! Qué linda frase esa de los baños..

Julio que bonito te mirás ahí, que linda se ve Guatemala también...

Duff Man dijo...

Maestro, tenés que ver Garden State. Este post me hizo pensar en ésa, una de mis licas favoritas. Abrazos hasta los españoles horizontes.