lunes, 2 de junio de 2008

Sin llantas para el invierno (mi vida sin carro III)


No me gusta el invierno, me pone gris, me da sueño, es triste… y demasiado mojado, hoy en la mañana me dice una señora de la oficina al ver mis ruedos y mis converse empapados (puro idiota saliendo con chapulines en invierno), “uy se mojó!!, ¿del carro a la puerta?”, no, no, no y no, de mi casa a la parada, de la parada a la oficina, de los putos charcos de las calles (los peatones también padecemos el mal estado de las calles), y porque me dio la gana de sentir las patas congeladas de tanta agua “no fíjese, siempre se me moja el pantalón”, simón, tan educadito él, pero bueno, no era para tanto, total que el que no tiene carro soy yo.

Las burras son el doble de pesadas porque la mara cierra las ventanas cuando llueve, fuf, ese baño turco de animales es bien espeso, sumado a la lucecita amarilla del interior de los buses da la impresión de estar en alguna vitrina de juguetes usados en la zona 1, pero no, simplemente vamos a las casas, mojados, sudados, aguantando tufos, de los deadeveras que son mil veces más soportables que los de la cabeza, en fin, todo para llegar a casa a ver la figurita en yeso que dice home sweet home!!!

Recuerdo en mi infancia en Xela, único lugar donde he tenido rueditas, la bicicleta me salpicaba todo el culo, como si agarraran un lodazal a presión desde la nuca hasta cerquita del nies, llegaba uno todo chupado y embarrado, además de que pedalear en tierra mojada era doblemente cansado.

Una vez que iba con mi hermando de copiloto, siempre en la poco noble y poco leal Xelajú, quedamos en la primera fila del semáforo que se puso en rojo, justo frente a nosotros mi abuelita cruzaba la calle, llovía medio duro, tons yo buen nieto y todo un caballero (tal como ustedes me conocen), decido ir por mi abuela para llevarla en el carro, tons abro la puerte de romplón y cuando voy a bajar el pie veo una sombra que se va a hacer mierda contra la puerta, cierro los ojos y luego del estruendo veo en el suelo una bicleta tirada me bajo y un viejo como a 2 metros de la bici, sobándose la rodilla me grita a todo pulmón “patojo hijo de la gran puta!”, yo y mis 13 añitos nos ahuevamos “puta, quebraste al viejo!!”, no habia terminado de pensar en mi escape cuando el sonido de una radiopatrulla obliga a mi hermano a orillarse. Ahora doble ahuevón: “Los papeles del carro y su licencia”, no los llevábamos, “su cédula joven” (con cara de hoy sí te la vas a comer patojo cabrón) y tampoco llevaba su cédula mi broder, ¡belleza!, todo eso mientras el viejo maldito cacareaba que le habíamos roto la rodilla que no sé qué pajas, y nel, viejo maldito nos quería extorsionar, sí se raspó pero su costrita esa de nata de incaparina no valía 60 mil pesos que quería cobrar el nene. Al fin los policías hablan entre ellos y nos dicen “muchachos, el compañero acá los conducirá hasta la estación”, y se sube un joven uniformado a la parte de atrás del carro, baja la ventana y enciende un cigarro, nos indica “esperen a que se vayan mis compañeros”, los dejamos ir, “llévenme a Montblanc”, se auguraban 8 cuadras de puro miedo, que si dando la vuelta en la esquina nos dice el tira “puta muchá, cómo son de mulas, no saquen esta mierda sin papeles, ese viejo pisado lo que quería era pisto, que coma mierda, esa gente es aprovechada, yo soy de antinarcóticos y tránsito me pela la verga, así que vayan a dejarme con mis compañeros y vayan a guardar esta mierda”, los parabrisas del carro eran el único sonido de regreso, llegamos guardamos el carro y en algún momento de la noche el buen Pólux me recriminó la mulada de abrir la puerta de golpe.



foto: Almacenes el tigre, capas Ciclón... en el invierno la protección! cha na nan!

9 comentarios:

Cristian Mejia dijo...

El premio al post mas ameno del día te lo llevas vos(con eso que solo premios y rifas es el cibeespacio). La verdad que aventuras las que se pasan al no tener carro, y se que te faltan los asaltos, espero ese capitulo, que a mi ya me paso. Saludos

El Conde Nado Loco dijo...

No cabe duda que el agua si te cala.
A mi no me alcanzo para las botas del traje de lluvia y estoy pagando con creces.

Slds.

mario dijo...

Jajaja
Hoy sí me hizo reír, brother. ¡Qué buen vergazo se metió es don cerote!

Sal Troccoli dijo...

Te aventaste Julio con esta historia, mis aplausos desde lejos muchacho fue un deleite caminar sonriendo con tus letras.

Volveré ya que se ve que tienes muy buen material por acá, de paso te invito me visites por mi pagina y a ver que te parece, abrazos hasta esa bella tierra Chapina.

http://elsiglodesomerton.blogspot.com/

Moniquita dijo...

Muuuuuy bueno Julius!!! Como de costumbre :o) Pero ya sabés pues... EL APPROACH es lo que te está jodiendo! jajaja Un abrazo Disi! :o)

Carlos dijo...

Que buenos post, Borreguin, tanta historia que contar, a partir del caos, actual, el tiempo pasa...

A huevos, capas Ciclón...

Julio Serrano dijo...

Cristian: Gracias por el premio, honor recibirlo en nombre de todos los que hemos sido salpicados por algún chofer hijo de puta jajaja

Conde nada Loco: S uerte con la moto compadre!!! No se le olvida, en el invierno la protección ;)

Mario:buena onda por la visita, agua s con abir la puerta.

Sal troccoli: Gracias por tu visita desde el más allá, entraré a tu página con gran gusto, abrazo

moniquita: sí mano, más de esa su palabra impronunciable para este morenazo!! pero el truco funciona, abrazote

Lissy dijo...

vos, tu foto de capas ciclon esta para el cartapacio de mis recuerdos. Junto con los zapatitos Penny y las camisas Adolfo. 100% chapin style.

gilda María dijo...

jajajajajaj increible ! en serio jajaja ayy mi July de verdad que ud es in com pa ra ble! jajaja un abrazoooo xoxo