domingo, 25 de mayo de 2008

Una vida sin carro: el trabajo


Ay qué alegre, alegrísimo, vieran como disfruto tener que levantarme a la hora que me levanto para salir corriendo y colgarme de la puerta de un bus, colarme con mi bolso al hombro en la famosa fila de enmedio, mientras escucho los berridos del ayudante "córrete chavo, te lo estoy pidiendo con educación", a huevo, lo suficientemente educado para empezar el día con cara de maliado, y uno, también.
Eso para la mañanita, solo para irse a la oficina, para el traslado más elemental y necesario, de la cama a la oficina (cheludo, con los ojos puspos del sueño, medio engomado ocasionalmente, hambriento a la espera de la refa). Suerte mía que de mi casa a Piedra Santa el tráfico está en contra, así que todo está despejado cuando me voy, 20 minutos y dos buses, qué alegría, gozo, felicidad. En mi trabajo anterior solo tomaba 3 buses, pero como el reloj no me quiere, me gastaba una buena cantidad del sueldo en taxis, belleza pues, luego regresar a la casa, a ponerme mi numerito de res y subirme al camión, al lomo de la burra.
Pero hasta ahí todo tranquilo, el regalito es cuando hay que ir a hacer mandados, que dejar un disco, que recoger un libro, que reunión en no sé donde, ja, ahí se pone bonito, lindo, llegar a las reuniones todo tiznado de humo, como la gran puta porque cruzaste un par de palabritas con el señor chofer, llega uno normalmente con retraso de un par de minutos y con cara de "no tengo carro disculpen", cualquier excusa es inútil, todo el mundo sabe que los buses son la barca de caronte y que mucho es con haber llegado, todo el mundo lo sabe pero no todo el mundo lo perdona, amén.
Almuerzos con los cuates, escapadas a resolver asuntos personales o emergencias, pues nada, taxi o te aguantás, c´est la vie, sóquela, "es que no tengo como llegar", ay dios papá, ahí le encargo.
Pero se vuelve uno ducho, cowboy de la ciudá, trucha de las camionetas, guerrillero del taxi, y Julito Serrano, señoras y señores, siempre llega.

foto: Allan Karl

7 comentarios:

Yo Creativo dijo...

Yo si tengo carro, pero lo que no tengo es pisto para la gas, asi que ahora ando en moto, hay mamita!!! ya me van a hacer sencillo.

Te comparto mi nuevo blog www.elrestoesparaempujar.blogspot.com

Moniquita dijo...

Yo ya le dije maestro, que se anime a comprar moto enqueseiga, pero NOOOOOOO, usté es el necio de querer viajar y hacerse famoso antes de andar enllantado! jajaja Son cuentos Julius... Primero lo primero, estoy totalmente de acuerdo con vos, además, qué haríamos sin tus maravillosos relatos extraurbanos??!!! Un abrazo!

La Filistea dijo...

"...a ponerme mi numerito de res" Jajaja.Disculpá vos que me ría, pero la mayoría de los que vivimos en colonias nos ha llevado la gran diabla en los rulteros, yo lo pasé, y para uno de mujer es un "poquito más incómodo" eso de ir apretado. Una real mierda diría yo.

Voy a seguirte de cerca en tus crónicas de camioneta. Y ojalá el final sea un animal de cuatro ruedas.

Saludos.

toto dijo...

tan quedando bien las Red shoe daries version "la tucumana", te falta una edicion para el programa de madrugada en el HBO.
te vestimos como alfonso Sayas y que la dirija tarantino. jajajja.
abrazote brother.

Juan Pablo Dardón dijo...

Como te dije antes, la crónica es un género que se te da con facilidad. A seguir mano, que me cago de risa con tanta historia. Felicitaciones!

gilda María dijo...

jajajaj Julito que divino lo que escribe!! usted sabe que soy su fan No. 1 jajajaja me encanta leer sus historietas y esta... es bien cierta... pues me recuerdo de cuando trabajamos en el mismo lugar... ( u know where )!!! De verdad que lo admiro no solo por cómo mira la vida desde otro punto de vista tan real sino como le hace ganas a todo y encima lo plasma y lo comparte en unas cuantas líneas que refrescan el pensamiento a ciertas horas!! un abrazo grande mi july!

Julio Serrano dijo...

Yocreativo: aguas con la motto compadre, para ciertos buses las motos son como sapos en la carretera jaja gracias por la visita

Moniquita: a pos fijo, antes de comprarme los patines haré que las llantas ajenas me lleven a conquistar el mundo, de acá a las chinamas digo yo jeje

Filis: fijo mano, eso de q te arrimen el camarón en la burra es de lo peor, y no solo a las mujeres les pasa!! jaja pinches camionetas, son como bartolinas con rueditas.

Toto: los redshus versión totonaca, totalmente, y no en hbo sino en canal 11, o en el 3 en cuestión de minutos ;)

Juan Pablo: ya sabe mano, estas malas mañas q se le pegan a uno de espias extraterrestres como votas. Abrazo

Gilda Marilla: Manooo qué bueno que se pasó por acá, ya ve, entretenimiento de alto nivel, oseasé de noveno piso de edifico Plaza Marítima jeje abrazo mi Gildiux!