miércoles, 17 de diciembre de 2008

Solo la cumbia nos salvará

Llegamos con engaño, la Sonora Dinamita debería de haber estado tocando a las nueve de la noche que caímos al parque de la industria.
—Señor disculpe donde es la entrada
—Acá pero ya está cerrado, ahora hasta mañana
Mierda, 20 pesos de parqueo y una cumbia irreprimible desgarrándonos el alma, me encuentro al gran maese Marré “era a las 7 broder”, ni modo, ya la cagaste ahora orinala, taquitos de 3 x 10, vaya forma de iniciar una noche, tacos de cebolla con protemás, el man le deja caer un cucharón de grasa y seudo salsa a los tacos que, siendo de una sola tortilla, se hacen masa inmediatamente, no se sabe si comérselos con la mano, con cuchara o en bolsa con pajilla. Como debía ser, luego de esa decepción, terminamos donde las guanacas en la petapa, la prietía colocha (que no soy yo), nos pasó un par de buenos lirios, y una rocola con videos de jaripeo y box y accidentes, y luego las cumbias del teléfono de mi hermano “muchá, es uno de los momentos más de a huevo de mi vida”… “salud”
La cumbia es de todos lados, algo como el alma popular, la cumbia es el vaho de un dancin colectivo, las nubes son cumbia acumulada entonces. La cumbia es el sentido profundo de palabras hondas que la historia no pronuncia, es signo natural en nuestras pieles, morenas, prietías, pupusas, trigueñitas. Basta darle play, basta subirle un poco al sonido, basta susurrar, gritar, vitorear la cumbia suavecita para que nuestros torpes pasos se vuelvan serpientes de montaña, serpientes macheteadas saltándose las trancas. Así concebimos el amor sin quererlo, guapachoso e intenso, sonriente, taconeado. Los aretes sueltos de la vida que se agitan como chinchines, como piedrín tocando el portón de lámina.
Recuerdo una de las más bellas noches musicales de mi vida, saliendo de un macroconcierto de joaquí orellana, nos tomamos unas chelas con el viejo, viejazo que esa noche con un tarro en la mano dijo “es que una vez soñé que escribía música y cuando desperté era cierto”, bromito fue testigo, el viejo cabrón de pie, rojizo y sonriente bailando la traicionera, cuando mi hermano me llama “ya empezó la dinamita, véngase”, ni Javier, ni Pablo ni Benvenuto entendían por qué me iba, apenas eran las once, pero mi espíritu andaba en mood musical. Taxi y a la declaratoria de huelga, en la plaza frente a rectoría no se entendí con claridad que rola era, el bajo nada más gritaba a la noche “morenaza, esto es la cumbia”, cuando me asomo a las gradas, la plaza de los mártires abarrotada, un solo swing, el flow de un dolor que no tiene nada que ver ni con la usac ni con la universidad, un dolor que tiene que ver con nosotros, porque sí, ese dolor bailando, liberándose a sí mismo, un dolor que esa noche “por esta nocheeee” era gozo, gozo con balazos y toda mierda, el dolor no se hace gozo si no se quiebra el viento, gritos, musicón. Bajando las gradas me sentía bastante iluminado, estar ahí era la decisión correcta, eso que bailaba abajo me representaba, me decía mucho de mí (como hasta ahora), “y mira tu con quién estás saliendo, perdona que me tenga que reír”, sí, piensa uno en su muerte gloriosa, se piensa uno guerrero caído en combate, cuando entren mi ataúd quiero que suene esta rola.
Dos metaleros bailaban entre ellos, totalmente de negro
Frente a mí un trío indígena se disfrutaba el trisom, literalmente, 2 chicas para el neneco, envida, besos dobles, besos triples
Un vergueo a mi lado, daban ganas de tirar un pijazo, nada más para bajar la corriente a tierra
Yo bailando con Pólux, mi hermano, el que no baila, el tranquilito que algunos de ustedes conocen, él a todo pulmón, yo a todo riñón, puro corazón pues, en ese dancin se nos podía ir la vida sin ningún problema y sin duda era solo el inicio…

Felices fiestas muchá, gracias por sus visitas...

miércoles, 10 de diciembre de 2008

la vida es una moneda


así se llama una rolona que escribió fito páez cuando tocó con carlos baglietto, es así como bien entusiasta, cosa que no siempre cae bien, a huevos, uno pone ciertas rolas en ciertos momentos, tiene usté toda la razón don pato, la vida es un sountrack, grueso porque eso explica por qué pisados amanece uno cantando tal o cual rola, o porque se le pierde la mirada y pluf, sale rola
la rocolona que se lleva en el pecho
la f32 "la almohada" José José ("José José es dios y su hijo es Jesús Jesús" JP Dardón)
Y en estos días en que acaba el año y empiezan las metáforas de las transformaciones, qué otra cosa es el año nuevo sino una alegoría de la vida misma (calmado vos carl sagan coelho),
c47 "navidad sin ti" Marco Antonio Soliz ("solo los huevos van a ver de tan adentro que va la paloma" Balam Mills)
A algunos les agarra el down, a otros la conga, a otros una mezcla, de miedo muchas veces, la guadaluporno (como la party que nos dispararemos mañana en corralejos ay se llegan), pero también las gomas de todo el año acumulándose, y no me refiero exclusivamente a las fiestas, me refiero a todos los días del año,
"como si ante ellos,
la resaca de todo lo sufrido
se empozara en el alma..." amén don vallejo
El domingo cumplí 25 años y hace 10 años "me fui de casa a tocar rocanrol y no volví nunca más" M12 "La rueda mágica" Fito Páez
Hace unas semanas estaba sentado en una silla de playa junto a la picsina, observaba a unas libélulas volar, su vuelo es bien extraño, es como un baile, más bien es un baile, todavía me encandila el reflejo del sol en el agua mientras veo a estas pequeñas princesas acercarse, fue una sensación bastante intensa, bailaban conmigo.
Así, los fines de año se dejan venir con todo, como una tómbola de lotería, agitado, espectante... sí, me voy de viaje durante las fiestas (ay sí tú), y se me vienen dos anécdotas
una la de un par de bróderes en parís, casaquiando sentados cuando alguien trata de asaltarlos en un idioma que no era francés ni mucho menos español, aquellos en perfecto chapín le responden al nene "mano, yo soy de mixco, y con ese cuchillito mierda no me vas a puyar!", eso y una sarta de insultos ahuyentaron a las hienas
Otra, un amigo amante de la literatura griega, la filosofía y las armas iba a ser asaltado en algún lugar de españa, "mirá vos hijo de la gran puta, yo soy de jutiapa y te voy a matar mierda!", el mismo efecto
Bueno, qué cosas, a mi hermano lo querían taleguear unos españoles y otros españoles amigos taleguearon a los españoles que querían taleguear a mi hermano...
"Solo se trata de vivir,
esa es la historia,
con la sonrisa en el ojal
con la idiotez y la locura
de todos los días,
a lo mejor resulta bien" A9 "La vida es una moneda" Fito Páez

ah sí, el shamán de la foto es mi nahual

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Palabras de la semana

Esta semana me topé con varias frases célebres, acá capturadísimas


"Perdone que la corte acá mismo, pero en realidad no me interesa hablar de literatura con usted. Lo que le pueda decir al respecto, estoy convencido, se irá directo al hoyo de su "handbag", la cual imagino contiene los mismos cachivaches inservibles desde asáber cuántos meses. No quiero perder mi tiempo así, ni el suyo. Con lo del "café", mejor no nos contemos cuentos. Usted sabe, y yo sé, que no desembocará en un motel. Usted es hermosa, y yo no. Las cosas son así. Y siendo así las cosas, no tengo el ánimo para endulzarle el oído ni de servir de relleno emocional a esa parte vacía de su vida en la que únicamente cuenta con un monigote buen mozo a la vez para acostarse. Además, si me pongo a hablarle, tendría que dejar de prestarle atención a su falda y a la tensión con la que sus tacones le moldean las piernas, que son, de este encuentro lo único que me interesa; y además, tendría que fingir que me importa lo que le sale de esa trompita de carmín. Gracias, pero no gracias. Espero que tanta sinceridad no me haga perderla como lectora…"- De una reseña de The Box escrita por Mario

"El internet es el opio del pueblo" del cosito del msn del Table

"Perdoname mi amor por ser tan guapo" De una rola de Rigo Tovar

"No es el click, ES EL CLOCK!" de un mensaje de texto

"¿Y ya le dieron a alguien?" de un amigo preguntándole a un tira que andaba una mechona israelita de miedo.

"A seguir apelmazando la lora con cremita" de un chat con jp

lunes, 24 de noviembre de 2008

Chancleta

verde, verde-suave-chapina-, verde con textura, con cuadritos también verdes, verdes... chancleta es una palabra elástica,
comestible: sabe a chancleta
coloreable: colo chancleta
albureable: pura chancleta, con el hule metido...entre los dedos
estética: chancleta celeste con calcetines blancos
ofensiva: me tiró la chancleta
superlativa: chancletazo
exclamativa: ¡chancle!
corrosiva: piesito fresa luego de 10 horas en chancleta: ampollas y toda shit
ruidosa: chlop chlop chlop chlop
musical:
a esta mujer guapachosa
le gusta morder la chuleta
le gusta esta cumbia sabrosa
le encanta arrastrar la chancleta
descriptiva 1: cara de chancleta: por más que le den no se desgasta
descriptiva 2: culo de chancleta: por más que le den no se cansa
imperativa: ¡jampale un chancletajo al ichoco!
nostálgica: mirá mijo, las chancletas que le pusimos este año al niño dios eran las tuyas
elegantes: en esta cevichería su comodidad es tan importante como el marisco, por favor deje sus chancletas en la entrada y disfrute del masaje lenguaechucho que le obsequiaremos por su compra

martes, 18 de noviembre de 2008

la palabra del día:Pozol

Pozol suena a harina, a arena y a guardado, también tiene algo de barro, el de la tierra no el de la cara, claro está; aunque sí tiene que ver con la cara, poner el pozol, me reventaron el pozol, se despozolaron. Alburera, puede ser "le bajaron el pozol", funciona, sin embargo pozoliza o pozolación no suenan nada atractivas, ni mucho menos limpias, no tenemos problemas con las palabras sucias, pero pozoliza suena ya a otro nivel...
bueno, nada, solo un referente, esto no pretende ser un diccionario ni nada por el estilo. Pozol es una palabra café.

lunes, 17 de noviembre de 2008

No direction home


esas cosas cotidianas que luego dicen mucho de tu vida, pequeños detalles que te dejan saber que ya no tenés "casa", en el sentido de "hogar", el espacio-nido que tiene que ver con tu infancia y con tu intimidad y con no sé qué otras cosas, total en estos días descubrí que:
-hace diez años me fui de casa "a tocar rocanrol y no volví nunca más" (siempre vuelvo, no hay que ser pajero)
-cuando el cagadero de la oficina te parece tibio, fraternal, cotidiano, estás pisado. Una vez olvidado el calor de algún retrete en particular, te quedás fuera, sos de todos los baños y de ninguno :(
-no tengo bicicleta: tener un lugar donde poner la caballita e ir con ella a traer el pan, pedir prestado un tacuche (ah palabrita más desabrida es café y sesentera como vendedor de seguros con canas), o simplemente a diz que hacer ejercicio... un día no más, por supuesto.
-cuando pienso en mi casa (donde vivo), pienso en mi cuarto; el baño, la sala y la cocina están ahí como una respuesta obligada "y la sala?" "abajo pero no hay nada".
-"es que ni me mantengo ahí"
-"salgo a las 7 y regreso a las 9" "¿2 horas?" "no, catorce"

domingo, 26 de octubre de 2008

Cuántos libros caben en un cajón de mudanza...



Reconozco que los libros han ido teniendo valores distintos en distintos momentos de mi vida, desde invaluables y sagradas piezas de sabiduría o alguna cosa por el estilo, hasta animalitos proveedores de otra cosa que casi está en ellos pero que siempre termina en otro lado (en esas ando ahora), de tal manera que mi librera muta de acuerdo a mi relación con su contenido, por ahora soy capaz de rayarlos despiadadamente e incluso de arrancarles páginas, pero de que me acompañarán muuuuuuuucho tiempo está claro.
Todo esto porque el sábado tomaba una copa de vino despidiendo un lugar que guarda en sus entrañas libros ylibros y más libros, sí, para el 5 de Noviembre Sophos, ese hermosa y acogedora libreríacafépeladeroficinacasa de muchos de nosotros, se muda, se pasa a otro espacio, NO CIERRA ni deja de proveernos de ninguno de los placeres que nos proveía, nada más se pasa a otro sitio. Pero mientras tanto sí me mueve recordar ese patiecito cómplice, y unas estanterías y mesas robasueldos pero apalabrándonos la vida, bueno, dinero por palabras, tiene todo el sentido.
Recuerdo que en el 2000 en una visita breve a la capital mi hermano me llevó a conocer “un lugar que le va a llegar un chingo”, y efectivamente, ahí estaba ese rinconcito esperando a que lo cargara de significado, en 2002 trabajé un mes detrás de la caja, en 2006 presenté ahí mi libro, en 2007 y 2008 fue el centro de operaciones de Libros Mínimos, y en los últimos casi 10 años que lleva de estar llenando nuestras libreras y sobremesas, es sin lugar a dudas El salón de la justicia de la literatura guatemalteca.
No sé, se queda uno melancólico con ese lugar que nos vio: comprar libros, ojear y descaradamente leer con un cafecito otros que no podíamos comprar, pedir favores (mano, será que puedo dejar esto acá un ratito), tomar café con café, café con leche, café con cocacola, café con agua pura, café con vino, vino con vino y más vino y vino y vino, café con chocolate, café con licuado de papaya con leche, café con pasta al pesto, café con sándwich de aguacate y tocino, café con lectura, café con presentación, café con intervención performática, café con discusión, café con discusión acalorada, café con vergazos, café con trabajo, café con amor, café con amigos, café con libros… en fin, nada de esto se acaba, solo se muda, pero amerita dejarle el despedimiento a ese acogedor lugar donde muchos nos conocimos…
Mi gratitud a toda la banda de Sophos, en especial a Gaby, Marlon, Lucky, Linda, el Poli y al amigote Philippe, el Libroman del Salón de la justicia, nos vemos en Fontabella puesn…

foto: Luis Alejos

martes, 21 de octubre de 2008

mi vida sin carro: especial corra-lejos

7:25 pm: la espalda no me duele, me arde, ahora entiendo cuál fue el origen del dolor de la semana pasada, el nene anda la laptop en el lomo, y, claro está, en las burras solo podés usar un tirante porque tu mochila debe de ser flexible, cuántohijoeputa no he despreciado por no quitarse un tirante de la mochila "permiso (cerote...)", total para cuando consigo lugar o llego a la parada, mi espalda tiene la suavidad de un trapeador mojado, descubro nuevos músculos de mi cuerpo, eso y tirarme a la cama a chatiash me tienen hecho mierda, es decir, la computadora es la madre del lumbago. En unos minutos me iré a Corra-lejos, esa fraternal cueva en que varios escritores hemos encontrado un segundo hobar, más del 50% de las fotos de del feisbuc de la literatura de postguerra es de ese rinconcito etílico y poético, estaremos transmitiendo en vivo en la lectura blogger que tendremos-tuvimos (qué chingar con el tiempo real!) Jp Dardón, Marré, Bromo y este servidor.

9:28 Estoy cual jesús en la cruz, con dos ladrones a mis costados, a mi izquierda JP preguntándome si cuando llegue al cielo tendremos señal de cable, a mi derecha Marré un tanto triste porque antes de que lo colgaran a la cruz dejó descargando Gasolina antes de su estreno en el país. La hora de la redención llegará... algún día, en este preciso instante solo un ejercicio lectario y nomada, para variar....

9:42 A Jp se le resbala la rrr, cuando uno lo escucha leer dan ganas de decirle que escupa el chicle, "vos jp, decí un carro rojo se fue a la guerra", mala idea, el patojo es grandote y un mazaso de ese neneco no amerita ni medio chiste.

9:44 Cuando uno escribe en el blog le vale verga la ortografía y la dislexia se hace eviidente, leer en voz alta un texto blogger puede ser un atentado contra nuestra burrencia natural del lenguaje, pero qué otra cosa es el lenguaje sino esa travesura animal de agarrar las palabras y devolverlas hecho chocolate

10:09 los blogs son una cosa extraña, en voz alta es otra cosa, sobretodo cuando leer a viva voz implica interrumpir a 5 toros bravos que tranquilamente te arrancarían la quijada con amor, pero igual, la lección del día es que esto que hacemos como aburridos escribanos que robamos horas de trabajo es puro lenguaje, simón, esta onda es lenguaje.. vaa..

10:12 shot de tequila, bromo lee, la mara escucha, el microfono chinga, el tequila arde, puta madre, son los meados del diablo...

02:29... en mi casa con algo de silencio y algo de alcohol... buenas noches banda

jueves, 16 de octubre de 2008

Estadio y testosterona / siempre no


Un animal herido somata la puerta tras de sí. Es una bestia tranquila, pero a punto de reventar, se tuvo que cargar la frustración un par de buenos kilómetros, en medio de esa trenza de lucecitas rojas de las desesperantes colas de carros, “cómo son de inútiles estos pisados” se repitió todo el camino como una letanía que estrellaba contra el timón del automóvil.
En la esquina inferior izquierda de la pantalla, justo cuando se escucha el somatón de la puerta, se observa la expresión de un niño de más o menos 9 años mirando nervioso al armatoste embrutecido que es su padre.
Sin embargo, lo lleva de la mano, entran juntos y él, el papá, demuestra a su hijo cómo se es un buen perdedor, gastó 300 varos en las entradas, 175 entre comida y la botella de guareque de la previa, 450 entre las dos camisolas originales [flashback: abre la bolsa de la tienda del gatito, extiende la prenda como un trofeo ganado a fuerza de su lealtad con el equipo, acaricia la tela como quien pela una manía: una pinza con 4 dedos. Toma la etiqueta, observa la marca y lee atrás “hecho en bangladesh”, sí, “esta es la original, no esas mierdas chinas que venden”.], 30 pesos por pintarle una bandera en los cachetes a su retoño, y 40 pesos de parqueo “¡son unos ladrones estos mierdas!”, un padre ejemplar demostrando que todo ese dinero no importa si se sabe perder. Fue sabio de su parte no alterarse, no seguir chupando, no ir a lamentar con sus amigotes esa ignominiosa derrota de la cual se resiste con todas sus fuerzas a acostumbrarse.

¡METAN A THOMPSON! Grita un aficionado desesperado, una carcajada colectiva le da la razón, no era él el culpable, pero luego de haber pasado los primeros 45 minutos del partido cagándola, la afición en todo su derecho gritaba al unísono (como quinimil bestias enfurecidas y babeantes) “¡FUERA THOMPSON, FUERA THOMPSON!”, ocasionalmente se escuchaba también “no le den la bola a ese negro imbécil”, lo que resultaba particularmente triste, porque, de no ser porque era obvio que se referían al portero, no darle la bola al negro significaba que un delantero, dos volantes y un defensa tampoco tocarían la bola.
Queda todo bien claro, lo que importa es lo que los muchachos en la cancha representan, los colores que llevan, el colectivo tras de sus sueldos; los jugadores individuales valen verga, que gane el equipo y sobretodo la afición, ese es el sentido de todo el vendaval, tanta energía invertida para esos 90 minutos, ojalá los jugadores que supieran administrar la testosterona ajena.

No se pueden entrar botellas de ningún tipo, ni monedas, quedan prohibidas las armas clandestinas, las balas improvisadas que puedan desnucar a un árbitro (en un juego en Mazate noquearon a un árbitro con una piedra de hielo, yeah!!!). Una vez trabajando en la hemeroteca, leyendo un periódico quetzalteco de 1932, leí la noticia “se prohíbe gritar improperios en el estadio”, esto para evitar dar mal ejemplo a los jóvenes que llegaban a apoyar a su equipo, el absurdo fue que un par de años después una noticia decía “se prohíbe jugar pelota en las calles”, un acuerdo municipal que prohibía a los jóvenes jugar fut en la calle para no entorpecer el tráfico vehicular, y otro par de años adelante un nuevo acuerdo municipal prohibía que circularan automóviles que no tuviera un filtro especial en el motor, ya que los motores interferían la señal de AM y, claro está, la gente no podría escuchar los partidos de fut. Las ramas de los árboles serán cortadas para que no se vuelva a matar otro compadre tratando de ver el partido y estrictas normas de seguridad regulan que los piratas no hagan más entradas falsas, solo permiten agotar todas las entradas en preventa para socarles los precios en reventa, malditos. Las salidas de emergencia hace ratos están arregladas, lo que no midieron fue el alambre de púas que divide general de preferencia, en el que un chavo bien a moronga trataba de cruzar al otro lado (suponemos que se quería cruzar a preferencia), luego de sofisticadísimos ejercicios de flexibilidad y escapismo, el borracho amigo se desprendió de las púas y dio con todo el hocico en el graderío… de general, que huevos.

El padre ejemplar llevaba un pequeño radio de transistores donde escuchaba la narración del partido por esosofisticadoscomentaristasdeportivosquenosabenponerpausaentracadauna
delasmuladasqueterminandiciendoporquetienenlaordendequeestáterminantemente
prohibidoqueunnanosegundodesilencioseinterpongaentresuvozdemetralleta
yelparedonauditivodelpadreejemplar, así personas precavidas como este padre pueden enterarse también de resultados paralelos, o sea, son esos mensajeros especiales que dan la buena nueva, como robin williams cuando dice que tiene una radio en un campamento de concentración y se pone a inventar historias para poder extorsionar tranquilamente a sus compañeros, bien hecho, solo que en este caso el vocero-padrejemplar, no recibe nada más que el comentario del joven gordito sentado a su lado “malaya perdieran esos cerotes”.

Gol. El segundo gol de los malditos visitantes, esa partida de orates descerebrados que quieren hacer ver mal a nuestros aguerridos atletas, cómo lo permitieron, cómo pudo suceder. Silencio, el balón del lado de la portería local es un cuchillo hirviente que degolla los eufóricos gritos de animal de la inmensa mayoría. Silencio, el arquero vuelve sobre sus pasos a sacar el balón, mientras los simios visitantes festejan en solitario, el grito de 11 hombres más otros 10 o 15 que han de haber en la banca, se escucha en el estadio como el zumbido de un insecto que aquella noche fue imposible de aplastar.

El empate no es útil, no sirve de nada, un empate cuando se juega de local es vergüenza, es castración, coitus interruptus, loritos a medio palo, la cadencia del pajarito, huevos en salmuera, guaro tibio, camioneta en domingo, manzana de sholco, mal de hojo, palomita encandilada, un empate es como el hambre, como el chucho que sin comer se acurruca en la esquina y duerme.

Goooooooooooooooooooooool, goooooooooool, gol gol gol gol gol, el cielo se llena de basura y la bestia abre sus fauces en plenitud, del gigantesco jaguar solo se ve el hocico abierto, y un alarido de miles de cuerdas en su garganta. Tres filas arriba un desconocido brinca para abrazar al padre ejemplar, no se conocen, pero se aman, se abrazan como si en ello se les fuera la vida, las camisolas se estiran, no importa si se rompen, el suelo tiembla, el aire se llena de basura, nadie la está tirando, es la basura misma que festeja, es la saliva del jaguar salpicándose. Gol gol gol gol gol, guerreros alzando la cabeza del enemigo, conscientes que, en este caso, esta bala solo nos salvó la muerte, la sangre chorreando del cuello enemigo solo durará unos pocos minutos.

Todos de pie cantan el himno como buenos guerreros, padre e hijo emocionados, es una noche de amor, el orgullo invade el corazón de ese hombre que enseña a su cachorro cómo es la vida, la vida que es como el fútbol, porque sí, no lo sabe explicar pero lo intuye, el cachorro también, “hoy ganamos o ganamos”, no hay otra opción, se termina el himno y una gigantesca bandera empieza a cubrir nuestras cabezas, y claro, bajo aquella inmensa sombra azul, a uno se le inflama el corazón de esperanzas, a lo mejor sí.

foto: del mismo julito serrano, ni modo...

jueves, 2 de octubre de 2008

Nada nos asegura sobrevivir en las sombras

Nada nos asegura sobrevivir en las sombras, a pesar de la costumbre, de los hábitos ámbar de los postes de luz , de las iglesias abandonadas a media noche, muy a pesar de estos pueblos fantasmas.
Hemos logrado conocer su lenguaje y bailar, big mamá la oscuridad, como las cocineras antiguas que nos cuidaron la infancia, que nos mandaban descalzos a reconocernos en la arena.
Nada nos asegurará el camino, ni el disparo tan preciso que aprendimos, ni la suerte tatuada en nuestras pieles como vírgenes de guadalupe vecinas del panteón familiar. Nos costó entenderlo, sobretodo esa noche en que dos hermanos pandilleros cuidaron de nuestras almas sin cartuchos, persignándose dedos largos y uñas negras sobre el pecho, “ellos vienen con nosotros”, decían señalando a los demonios.
Aquella noche aprendimos a olvidar la nostalgia de la luz, y a masticar naranjas en la madrugada, como el paso silencioso de un hambre penitente y clandestina. Igual, ese chavo, y su hermano, nos enseñaron sus tatuajes, en la espalda sea leía con claridad que nada, NADA, nos aseguraba sobrevivir en las sombras



a la noble memoria de gabriel, marvin, luisalberto, lucas y el orange..

lunes, 29 de septiembre de 2008

Manual macho: cuando un amigo se casa, une, empareja… y esas cosas ignominiosas que suceden entre machos



Cuando un amigo se casa uno pierde un hermano. Empiezan a pasar frente a tus ojos cual inicio de Los años maravillosos, todas esas maravillosas escenas con tu carnal: echados a la sombra de un árbol, echados rascándose la barriga, echados midiéndose la palomita, echados jugando playstation, echados viendo el partido, echados jugando naipe, echados chupando, echados viendo show, echados manejando al puerto, echados chatiando (doblemente echados), tampoco beavis and butthead, no pues, uno es más vivo, tiene más maña, por eso de vez en cuando se para, “qué estás chingando a mi broder, vos mierda!”, ah fijo, ese terreno es compartido, la sombra del arbolito “mirá pisado, orinemos acá ve, a ver quien llega más lejos”, se para: “mano, vamos a ver quien nos presta lana”, ese tipo de cosas, estas imágenes de antología, con joe cocker de fondo, sí a huevos, with a little help from my friends.
Todo iba bien, todo azul, ya hablaban parecido, ya tenían como 3 nombres para llamarse, ya los conocían en tales y tales bares, en tales puteros, en la curva de estadio, en tales clínicas, en no sé qué punto, allá por donde te conté, por donde medallas, por donde añoras, pero no arañas, ya bien coloriados los nenes, les decian “mishuevos” porque siempre hay uno más alto y uno más gordo, el mero mero carnal, tirapedos, huevea discos, transea cuatas, el brocha existencial de uno… hasta que simplemente, te dice “puta, estoy enamorado”, ahí se acaba, pisaste, this is the end, my only friend, the end…
Ataque 1: vos no estás enamorado cerote, estás estúpidamente caliente, la mierda que sentís en el pecho es la sangre que va enfilándose hasta la punta del chile, no te confundás.
Ataque 2: mirá, si es cierto que estás enamorado, alejate, vos y yo sabemos la pieza de hijo de puta que sos, la vas a hacer mierda, safate, si tan caballero sos (caballero de mis huevos), dejala, antés de que la hagás mierda.
Ataque 3: vos, la dejanira anda va de preguntar por vos, que al fin dejó a ese maldito, vieras como está la pobre, mirate en ese espejo culero, así que andá a consolarla, pobrecita, no para de preguntarme por vos
Ataque 4: Puta cerote, ya me cambiaste por esa pisada, orale, oooorale, culero, yo sí te he hecho huevos, vamos a ver si esa pisaa, se deja enchachar de la tira por vos, ya vas…
Ataque 5: Mano, no seas mula, en serio, así como tu hermano, no te conviene, la vas a cagar, y cuando estés bien pisado pasándole la renta para que le dé de hartar a tus hijos y al policía que le va a estar poniendo, ahí te vas a acordar de mí , necio!.
Ataque 6: ni soñés cerote, a esa boda no voy yo, ni a verga, cómo voy a ser testigo de la forma en que destruís tu vida, comé mierda, y haceme un favor, llevate tus mierdas.
Llanto, llanto, silencio y llanto, un animal solitario echado en la sombra, lambiéndose las heridas, llanto, silencio y llanto, babea, babea y gime, aúlla… pobre cerote… resuella.

foto: http://brainmaps.org

lunes, 22 de septiembre de 2008

Capsulas de Moral y urbanidad:




La apretazón intestinal del medio día en el centro histórico me empujó a ese particular lugar del bus, cuando solo la fila del centro queda libre, hay que hacerse de algún hueco en las laterales, “vos huecos sos”, nel chavo, solo me meto acá para que no me anden chingando, atravesar un bus lleno por la fila del centro es como pasar arrimándole el camarón a las empedradas paredes del cuartel general del ejército. Mejor me quedo hasta adelante, ni modo. Coincidencias extrañas para alguien que siempre anda viendo que le roba a ala calle: desde mi lugar de a pie en la segunda fila observaba el retrovisor como una ventana directa a
1) la sonrisa de la señorita colegiala que estaba sentada junto al ayudante,
2) el rostro regordete y maliado del susodicho,
3) la mirada de flirteo de la señorita parada la derecha del chofer, abrazando el tubo del bus como quien dice “mire lo que le espera papito”,
4) el rostro porcino del señor conductor y
5) mi indiscreta y descarada shutencia
El joven y robusto ayudante husmeaba entre la falda de cuadros de la señorita los papeles que se interponían necios ante el vidrio de sus ojos, “qué tenés ahí” le dice arrebatándole las fotocopias de las piernas. Hojas tamaño oficio con una palabra en letras grandes seguida de 3 cuadrados en blanco “tengo que analizar un libro como de 150 páginas, en los cuadro tengo que poner ejemplos de onomatei.. onomat… o-no-ma-to-peyas”, al toro seductor la palabrita le sonó a chino, ella, pavoneando su conocimiento le restriega en la cara algo de su machetera ignorancia “son palabras que se repiten y se repiten y se repiten, como toc toc toc toc, y de tanto repetirse dan un tercer significado”, la gorrita café del muchacho se movía de arriba abajo asintiendo con gesto de “claro, era tan obvio”, ella cambió de página para seguir adiestrando a su posible amante-gorilón, METÁFORA, se leía en la siguiente hoja, “esto sí sabés que significa ¿verdad?”, el baby ayudante afirma en silencio y rápidamente vuelve al retrovisor a interrumpir el coqueteo de su señor capitán, “ya no apareció el doscientos once va mano”, el chófer vuelve a ver al retrovisor con una sonrisa de complacencia ante el cada vez más descarado coqueteo de la chica parada a su derecha, “mano, contale a aquella que es lo que como todos los días”, se mueve agitado sobre su asiento “comida para perro, por eso ladro mirá, ggggrrr guau, guau”… una sonrisa a medias y la cara de signo de interrogación, ni su chava, ni la de su compañero, ni su compañero ni el shute que los observa desde el retrovisor entendimos muy bien a dónde iba esa exhibición canina que más bien parecía equina. Vuelvo sobre la colegiala y su conquistador, ya había pasado un buen trayecto desde que salimos de la zona 1; el muchachón, un tanto nervioso, saca su frijolito-celular y se lo da a la colegiala, “anotame tu número que ya se socó el bus”, dice mientras con la mano izquierda se acomoda un bulto en el medio del pantalón.

foto: Paula Morales manipulada por miguelito

jueves, 28 de agosto de 2008

Cero y uno, la edición digital y el futuro del libro.




Preguntarse sobre el futuro del libro pareciera estar de moda, las nuevas tecnologías y sus sorprendentes herramientas llenan de interrogantes al papel y a la tinta, ¿qué más nos depara el libro?

Hace menos de un año las páginas de tecnología y cultura de los medios se fusionaban publicaban aparecía en el mercado el Amazon Kindle y la posibilidad de llevar algo como 300 libros en la bolsa y leerlos en una pantalla. Los fundamentalistas del papel y los chamanes de la tecnología maldecían o vitoreaban el aparecimiento del aparato. Para Guatemala realmente no representaba mucho, se imagina uno en un bus con su aparatío, descargando libros desde su laptop en la escuela, o desde el wireless gratuito que hay en todo el país.

Es un hecho que las nuevas tecnologías nos han puesto a reflexionar sobre los procesos de producción y reproducción de los libros, las apocalípticas visiones de la muerte del libro impreso se quedan como fotografías vintage guardadas junto al Y2K y las invasiones extraterrestres. La edición de libros en formato digital no parece ser un enemigo del papel, sino un importante aliado. Una gran cantidad de proyectos en línea y los giros tecnológicos de las editoriales evidencian que, lejos de contraponerlos, los esfuerzos por consolidar la difusión del libro deben aunarse.

Actualmente en Guatemala los contenidos editoriales digitales crecen exponencialmente, blogs, revistas, boletines y editoriales ofrecen un amplio registro de la cultura guatemalteca en distintos formatos y presentaciones, la mayoría de ellos por Internet. Y, para fines simbólicos, más que hablar de una revolución per se, vale la pena hablar del replanteamiento de cómo logramos hacer circular nuestra información.

La vida de los libros digitales:

Estamos de acuerdo que lo importante es el libro, el formato dependerá de varias circunstancias. Para el caso, los libros digitales obedecen a necesidades como facilidad de transporte, bajo costo, distribución sin muchas restricciones, libre acceso a la información, almacenamiento de grandes cantidades de información, entre otras tantas razones. Estos productos editoriales no necesariamente aspiran a sustituir a los materiales impresos en papel, simplemente representan otra forma de distribuir la información, por lo que la frase “el futuro de los libro es electrónico”, es una verdad a medias.

El formato digital es muy utilizado para contenidos técnicos y educativos, por su practicidad y por su inmediatez tecnológica. Evidentemente y por varias razones también es uno de los formatos predilectos de la piratería, el listado de libros reproducidos ilegalmente por Internet es inmenso, sin embargo, y contra el pronóstico de muchos, la información digital se encuentra cada vez más protegida gracias al uso de licencias alternativas sobre el derecho de autor para el apoyo legal de la libre distribución de la información por medios alternativos, como las licencias Creative Commons, por ejemplo.

Un proyecto desde Guatemala

En octubre de 2007 empezó a funcionar en la red un proyecto que busca promover la literatura contemporánea latinoamericana a través del espacio virtual; Libros Mínimos, la primera editorial digital de la región.

Los libros se encuentran en formato PDF y pueden descargarse libremente e imprimirse, no pueden reproducirse con fines de lucro ni manipularse. Esto ha permitido que en 10 meses se hayan descargado libros aproximadamente 7 mil veces.

La editorial ha publicado hasta el momento 10 títulos de autores guatemaltecos contemporáneos, están por publicarse trabajos de los centroamericanos Elisa Ángel, Jorge Galán, Gabriel Woltke, Otoniel Guevara, Fabricio Estrada, Ezequiel de León Masís, además de otros poetas del resto de Latinoamérica como Héctor Hernández Montecinos o Ernesto Carrión. El sitio busca generar registros del quehacer literario de la región tanto en el trabajo de los autores como en las lecturas críticas que también se publican en el sitio.

Es un hecho que los libros digitales le interesan a segmentos muy específicos de lectores, para el caso de Libros Mínimos, los principales lectores son estudiantes de literatura, editores, lectores residentes en distintos lugares del mundo (principalmente emigrantes latinoamericanos).

No hay duda de que los libros digitales han logrado posicionarse en las nuevas bibliotecas de sus lectores, una carpeta de archivos. Lo cual, para tranquilidad y beneficio de los lectores, no representa una amenaza para el futuro del libro impreso, sino un sólido respaldo a la estimulación y fortalecimiento de la lectura.


*Este pequeño texto iba a rolar en un "medio público" que finalmente guardo un frío y decimonónico silencio, como el edificio que lo guarda.

miércoles, 20 de agosto de 2008

Manual para machos: intro


Heme acá tomando y retomando el blog, con mis titulares amarillistas y mi tono chismero al mejor estilo de Paty Chapoy de la Reformita. Y bien, de alguna forma este blog se está convirtiendo en una suerte de revista pícara con sus secciones (pan con chomín, el shute del bus, mi vida sin carro, Yu Lai Po el (i)letrado) que seguiré alimentando según la vida me vaya empujando a ello... de ahí que inicio otra sección que me parece oportuna, demasiado oportuna, un manual para que no se nos olvide cómo debemos: coquetear, tirarnos pedos, tomar cerveza, quemar el rancho, engañar al jefe... toda una guía práctica para poder reproducir con comodidad esa sofisticada forma somatarnos el pecho y violentar sin que parezca, sí, cómo pegar sin dejar moretes. Empezaremos entonces con algo muy simple pero efectivo:


De cómo ser viejo verde en un restaurante sin echarse mucho color 1- Una vez atravesada la puerta de entrada, observe a su alrededor discretamente como quien mira la infraestructura del lugar, recuerde que casi siempre al final de los restaurantes están concentradas los y las meseras (ahí da igual lo que se le antoje), una vez localizadas las posibles víctimas, observe hacia el techo y haga un comentario del lugar "qué bonito lo tienen verdad, tenía ratos de no venir".
2- Siéntese y pida un trago junto con sus acompañantes, cuando la-el mesero llegue véale por breves segundos a los ojos, haga que sepa de su presencia.
3- Conviva con sus amigos y familia con tranquilidad, levántese al baño en algún momento que considere oportuno y pregúntele al-la mesera de su elección donde queda el baño, cuando le pregunte véala firmemente a los ojos.
4- Cuando pida el tercer trago (este paso es el más importante), sincronice sus palabras, gestos y actitudes, para asegurarse de que la-el mesero vaya a aproximarse a su mesa y en los 23 segundos que tarda en llegar ud deberá victimisarce con sus compañeros "puta muchá, a mí ni me las meseras me hacen caso, estoy pisado", terminando de decir eso levante la mano y pídale a el-la mesera el trago que había estado tomando pero con un adjetivo extraño "señorita, podría traerme una cuba tropicana por favor", esto mientras levanta el vaso y con el índice hace ademán como si estuviera mezclando algo. La-el mesero quedará un tanto confundido pero por la inmediatez asentirá con la cabeza y caminará hacia el bar. Cuando el-la mesera se haya ido, vuelva a la conversación "ya vieron mucha, pero ni una sonrisa me sale" esos 12 segundos serán suficiente para que la-el mesero se haya percatado que no entendió lo que usted quería y dará la vuelta para acercarse nuevamente a usted "disculpe caballero no le entendí", acá la jugada clave "bueno, por lo menos logré que regresara" mientras lo-la mira a los ojos. "Una cuba común y corriente señorita, y una sonrisa por favor". Para entonces la-el mesero estará sonrojado y sus amigos más perceptivos habrán logrado interpretar su magistral verdencia.

lunes, 18 de agosto de 2008

Olimpiadas: a fuerza de morder el leño


Se trata de individuos. Seres humanos que, a fuerza de morder el leño, se fajan para construir esas cuotas simbólicas tan necesarias, no solo para su país, sino para la humanidad. Ayer viendo con mi papá las eliminatorias de los 200m, viendo el reprise de la trilogía de Jaimacans que ganaron los 100 mts femeninos me quedaba sorprendido. Piel eriza y luego las fantasías "y si hubiera seguido entrenando", o, "qué estará pensando la chinita?", duda, algo demasiado poético llevan en los pies, algo demasiado vital, de qué otra forma puede ser.

Lo que me llega de todo esto es que nadie cuestiona tanta inversión, la cantidad de lana que se mueve y de recursos, eso no se cuestiona, porque en cada tenis gastado nos estamos inventando, seguro. Una vez un físico norteamericano respondía a la pregunta de si sus investigaciones aportaban algo a la defensa nacional y dijo "no, simplemente les estamos dando algo que defender".

Viendo a la triatlonista australiana luego de casi 2 horas de sacarse la gran parida, conmovido hasta el llanto, me reconocía humano en esa mezcla de dolor y gozo de la chava, me vi representado y me sentí orgulloso de no sé qué diablos, pero diablos importantes serán... En fin, en mi cabeza rebotaban esos signos tan valiosos que logramos entender a pesar de tanta rabia, toda una épica en la pista, una épica que habla de cada uno de nosotros y que aún estamos tratando de descifrar.

miércoles, 30 de julio de 2008

Silencio



A medida que se los tragaba el barranco se iban sintiendo como dentro de un caracol, más al abrigo de la amenaza que se cernía sobre ellos. asturias en el señor presidente


Hace ratos que no subía nada, un enorme silencio se "cierne" sobre nosotros, todo el tiempo, es más, el silencio para nosotros es cultural, dolorasamente natural...

Shhh...

este silencio mío se parece a otros silencios que se nos hacen familiares, del no poder decir nada porque algo en el pecho se les atraviesa como maldición, como esa de saber que Demián era el anticristo, así es, si me hubieran fotografíado en recientemente, una enorme sombra me atravesaría el pecho.

un silencio
Entre otras miles de cosas, estos días he hablado con varias personas sobre el tema del silencio, de cómo la imposibilidad de dialogar se ha convertido en el principal logro de la guerra. Soy testigo cercano y partícipe de una extraña tensión intergeneracional en la literatura guatemalteca, no estoy muy seguro qué es ni cómo explicarlo, pero para fines prácticos una sombría dialéctica sobre viejos y jóvenes pareciera ensombrecer mesas de discusión, mesas de cafecitos, ventanas del messenger, saludos esporádicos en pasillos de lugares comunes, por compartidos. Una amiga extranjera me comentaba que le parecía que los guatemaltecos éramos muy sensibles a la franqueza y la conversación frontal, y estoy totalmente de acuerdo, acá el face to face está fracturado... uffffffffffffff

otro silencio
se queda uno medio tirado en una carretera oscura y llena de neblina, no sabe a quien llamar ni qué hacer, esperar a que amanezca es una opción pero el frío corroe los huesos. Invisible todo, neblina y oscuridad como un mismo trapo sobre los ojos y los huesos, te quedas en el carro, temblando "abrazándote como si tuvieras ternura de ti mismo", pero hay miedo. No hay señal de cel, hay mucho sueño y no se puede dormir, vaya pesadilla, quedarse varado en medio de la oscuridad titilando del frío hasta que el tiempo siga su curso... impersonal y aplastante.

variaciones sobre el silencio

No se puede creer en nada desde la orilla.

En la orilla se es espuma blanca

Y azul.


Y un hombre llora cuando habla, se quiebra, se parte y vuelve a la tierra, un hombre llora cuando mira desde lejos y la nombra, cuando los sueños son el mar y sólo se puede decir lo que desde la orilla se dice


Un hombre dándole la espalda al mar.

Aunque en la noche,

En la más hambrienta oscuridad

Sólo se escuche un lamentar de siglos

Y el peso

Todo su peso en la arena


No hay música, hay la noche.


Se escucha el mar, no las palabras, lo que se dice es viento, lo que se grita es marea, es espuma, todo lo que se dice es sal, es piedra demolida por los siglos, lo que se dice es una marca en la orilla, lo que se dice es lo que se lleva el mar.


Lo terrible del mar es morir de sed (cerati)

martes, 8 de julio de 2008

Pan con chomín: almuerzos ejecutivos


Creer que un almuerzo ejecutivo no es comer en la calle es un gran engaño, comer en el garage de una casa desconocida en la que para entrar al baño tenés que pasar saludando al nieto de la señora que juega entre los muebles setenteros de alguna colonia de la ciudad clasemediera venida a menos… comer en sillas plásticas, sobre mesas plásticas, con manteles que no son sino pedazos de plástico en platos de pollo campero robados, guacales para la sopa y posillos para el fresco todos plásticos, peor aún comer en un pedazo de duroport que es como comer sobre el popo de un robot, y desarmar el pedazo ese de cartón derivado del petróleo con cubiertos bastante inservibles que, otra vez, son de plástico.

Pero se hace lo que se puede, son los más baratos, y los principales culpables del desprecio generalizado al adobado, pollo asado, y al fresco de carambola. También son responsables de mantener en forma nuestra fauna y flora bacterianas desde el hocico mismo hasta la salida del puente del naranjo. Los comedores ejecutivos han ayudado la proliferación de apodos como “gordoepastel”, “bolsaecrema”, “la cuchi cuchi”, “pasito tun tun” y los ya clásicos “coche”, “gorda”, “rellenita” y “timbón”.

Yo les debo 10 años de almuerzos, 40 libras de diferencia (sí, yo era flaquito cuando salí del colegio), les debo salvarme de varias crudas, mantenerme rosadito y cachetón, y bueno, evitar hartarme manteca en papel, ahí me la como en plástico.

Pero no quiero dejarlos mal parados, se come rico, sobretodos los que tienen la sensatez de poner varios menús, además los almuerzos ejecutivos (y si les ponemos almuerzos secretariales?) son un buen pretexto para

a) chismear con la mara de la oficina

b) chismear con mara de otra oficina

c) coquetear con la mara de la oficina y de otras oficinas que llegan siempre a comer al mismo lugar

d) echarse un cuaje en la mesa del comedor

e) safarse el botón del pantalón

f) hablar de los freelance (nuna se hable de un freelance dentro de la oficina)

g) ojear la prensa

h) lavarse las manos (para quienes tengan esa mala costumbre).


En fin, en esos 45 minutos de tramiza, sentados al calor del plástico (¡qué necedad!), compartiendo con los amigotes o en la soledad de los platos sin ruido, la digestión, antes de regresar a la oficina, nos recuerda que a veces, solo de vez en cuando, necesitamos comer .

miércoles, 2 de julio de 2008

Jullini (i)letrado: Testamentofuturo de Alan Mills


Hoy su amigo el Jullini (i)letrado les invita a la presentación del libro Testamentofuturo (descarguen acá el libro) del poeta viajero y gran amigo Alan Mills, publicado por Libros Mínimos, ojalá podamos vernos por ahí, les dejo acá dos poemas del libro del Balam




Hay que ver que no se use

ningún material extraño,

así, si quiere hablarse de niños

reventados contra los árboles,

habrá que decirlo sin omitir la sangre

escurriendo las cortezas;

no vale la pena desbancar dolor

por ideas, mejor apresar la hinchazón

nerviosa que traen los ramalazos;

no meter palabra y palabra

donde el plomo sabrá armar su vacío.

Hay que evitar sucedáneos;

si la carne arde, gruñir macizo;

en cada impacto, mostrar su trayectoria;

a cada estallido, la savia roja de los árboles.

Más que la muerte

Más que la muerte

el miedo.

(Mujeres vestidas de negro/

vacunadas de amnesia.

Son tristes. No olvidan).

Un muerto/

más que un muerto

el miedo

de ser sangre corriendo/

de ser una sombra vaciada de vida.

Más que la muerte

estar solo/

terriblemente solo

como un poderoso

que no sabe amar sin golpearnos.

Y la palabra

(como si tal cosa pudiese)

se sitúa más allá

intenta perderse de la muerte

aun cuando sabe que sólo es el fermento

de algún aliento antiguo que se resiste a callar.

(Dios lo tenga en su gloria/

musitaban las mujeres).

Hay un muerto/

nadie descansa.

martes, 24 de junio de 2008

El shute del bus: Transmetro



Soy de ese porcentaje borroso de beneficiados del Transmetro, hay q decirlo, tener la certeza de que hay 20 minutos exactos entra la parada "El Carmen" (periférico/aguilarbatres) y la Muni es una maravilla, sí, habrá que fantasear con una ciudad enmarañada en quién sabe cuántas líneas de transmetro se necesiten para devolver la dignidad a los de a pie, pero bueno, ayer luego de una reunión en zona 1 decidí irme temprano a casa, abordé el gusanito verde en la Muni y juímonos, conseguí lugar así que no tuve más que quedarme cuajado, cuando desperté estaba a punto de llegara a CENTRASUR, oseasé me había quedado dormido y 3 paradas atrás estaba la mía (aguas!), total, transbordo, medio zombie y todo pupuso de los ojos, que a este neneco ni se le nota cuando tiene sueño, mis párpados de boxeador en octavo round son mis mejores delatores.
Ahí me tenían, de pié cerca de la puerta, a mi lado una conversación, un joven como de treinta años, moreno, medio timbón y roizo (no sos vos jp ;) ) hablaba con una chava sentada a su lado, y como buen shute he de suponer a qué venía la conversació, tomando en cuenta que el jueves es el día del orgullo gay, pues el mushasho instruía a la señorita:
-Mirá, ellos solo sienten placer por el ano (cerrando el puño como tratando de emular el conjunto de arrugas concéntricas, conocido por algunos como "La salida del puente del naranjo"). Sí, a ellos no les sirve la otra cosa, como me dijo uno la otra vez "yo para que quiero otro agujero si yo solo ahí siento".
Ambos muy serios, no estaban chingando, estaban hablando un tema de adultos, ella asentía a las palabras de su conocedor amigo quien continuaba
-Los gay son los que no se les nota, y que además todavía les palpita el corazón por las mujeres, osea tienen de hombre y de mujer, en cambio los Trans son esos que se visten de mujer y toda la onda, ahora los que se operan esos si ni madre tienen.
Seguían bien seriecitos, "acá nos bajamos" le dice ella, dejar una historia a medias es una buena forma de terminarla.

jueves, 19 de junio de 2008

Chinique poetry


Para el "Cashpiano" España y Panchito Calderón, con sabor a chancleta


I

Aguante rey,

soque,

no gima que no es castigo,

es brete lo que le toca,

apriétese el cincho y sóquele a la columna que aguanta,

si se le tuerce se la enderezo, se la acomodo…

vos muñecón enseñale a esta barbie como se aparean los toros

II
esto que usted mira acá es el puro nervio, el mero palo que cura el jiote, porque la vida me ha estirado el pellejo como cuando le agarran los huevos así mire, con dos dedos, y se los jalan para atrás, como que le jalaran la una tormenta y se la metieran de regreso por allá donde le conté. Puro humo la vida compañero, puro sonido pasajero. Mire, “paracaidista 79” bien tatuado el brazo mano, porque yo me hice hombrecito en nebaj, grueso, mi alma es dura como esta mierda mire esto es cayo, esto es chicharrón, de cargarle las bocinas a su fiesta, de colgarle las luces, de cargarle y descargarle el camión, pero acostumbrado estoy, desde chiquito me la he cargado papa, ja.

III
Las llaves llevan el ritmo,

los tacones y los aretes,

la música es puro fondo,

es el puro viento que le arremolina el pelo,

la música sin colocho solo es ruido,

solo alfombra para pasos sin sazón, sin chile.


IV

Mire mi pantalón, solo una prenda desteñida que aprieta contra la barriga

el deseo asalariado de la quincena,

del domingo sin overlock,

ni camiones, ni coreanos parados en su tarima acariciando el reloj como panza de buda.

Acá hacemos un poco de justicia,

la música se enrosca en los pies como serpiente

y bailamos medioborrachos por la vida,

ellos, los que señalan desde el otro lado,

jamás podrán bailar así.

V

No son los pies los que lo llevan,

es un torbellino de músculos disparando para el suelo,

de camotes y pantorrillas que le abren rajaduras a la tierra,

un animal de aire se nos mete por abajo,

es un fantasma mañosón y herido el que nos agita las faldas, el que les levanta los pies,

ahí, en ese suelo donde la gente cree que no hay que votar las cenizas,

en esas planchas de cementos es justo donde algunas dejamos tirado el polvo,

donde bailando terminamos de convencer al cuerpo que no pare,

que suba papito suba,
porque si se cansa y se le llegan a doblar las piernas,
si por pura mala pata se le aguada el alma,
y las rodillas caen,
digo, es un decir,
si usted se cae
se la chiman.

Foto: Alejandro España



miércoles, 18 de junio de 2008

El shute del bus


Hoy en el shute del bus, un señorón de unos 50 años, canado, bigotudo, obrero de manos rudas, le manda un mensajito de texto a alguien que, dada la hora y la expresividad, podríamos deducir que era su novia. Un suéter grueso de cuadrícula grande roja y negra cubría los robustos brazos del caballero, sus manos bastante torpes para un celular de última tecnología no sabían como dejar espacios en los mensajes de texto, así que lo escribió todo de corrido; curiosamente, las mayúsculas sí sabía ponerlas.

El maestrísimo don don mañosón escribió:

"amorbuenosdiascomoamaneciomidulcitomiamadaREINA"

¡Lujo!

martes, 17 de junio de 2008

Batallón Timba: 198 libras


Paralelo a mis epistemológicas reflexiones culinarias inicio un proceso bastante contradictorio, bajar de peso, "no seás delincuente" me dice un gran broder ayer, y nel, intentaré, sobretodo cuando uno se da cuenta que no se trata de bajar de peso, sino de que uno se mete mucha mierda, que básicamente no está mal, lo malo es no meterse buenas mierdas.
Las dietas, para los que abrazamos la vida con fe, son otra forma de autodestrucción, no lo dudo,
Voy bailando un sano rock and roll
Aceitando toda fuerza y luz divina
Pase y vea la otra cara
De esta calesita (carrusel) de la autodestrucción (Bersuit)

Y como todo proceso autodestructivo hay dos bandos, los que te apoyan y los que te quieren jalar al buen camino, mi alma se debate entre el demonio de la dieta y el angelito de la buena vida, mmm, ser o no ser.....

A ver cómo nos va, por ahora lo único que sé es que preferiré chupar vodka, jaja, dice Claudia que no es tan cerdo como otros guaros. Pero bueno, no lo hago por otra cosa que por hacerle huevos a mi amigo JP Dardón, juntos en la lucha compañero, Batallón Timba, hasta que le pongan vitaminas al guaro!!!!

jueves, 12 de junio de 2008

Pan con chomín: 10 significados de comer en la calle


(redactado en masculino por practicidad):

1) una forma bastante sofisticada de romper el cordón umbilical, esta vez, mamita, comeré en la calle.

2) Vivís solo y sos un inútil para la cocina, se te quema el agua, le echás azucar a los huevos, picás cebolla con tenedor, o simplemene sos un modosito dejado acostumbrado a los cuidos de la casa que no se puede alimentar por sí mismo.

3) Mañosón en potencia disfrutás el delicado trato de las transacciones alimentarias de la calle “qué onda rey, páseme uno con choriflin”, “buenas Tanita, qué trajiste hoy”, “con todo rey, hasta pa regalo” “solo asomadito el chile… añoras!”, “cuánto le debo jefe”, “¿qué rompimos seño?”, “¿y usted cómo se llama?”

4) Sos un borracho cotidiano que como a ciertos personajes de la farándula etílica casi le reventó una úlcera gástrica por no comer, tons, ya bien a moronga, agarra camino a los tacos de la roosevelt a mancharse los dedos con la mirada totalmente desequilibrada

5) Vivis solo, salis de casa a las 630 am, cuando lelgás temprano regresás a las 8pm, la cocina tiene 8 meses de estar vacía, el polvo en la estufa ya no se quita ni con lija, hace 6 meses compraste un bote de hervalife creyendo que eso salvaría tu salud, error, el bote aún está lleno.

6) Sos fanático del cine mexicano de los ochentas, las tortas y los tacos te recuerdan la aguardentosa voz del caballo rojas

7) No te alcanza para un restaurante

8) No querés comer en un restaurante

9) No querés comer en trastecitos guateplast donde se mezclaron: el jugo del pedazo de sandía, la salsa del pollo guisado, el arroz y el aguita de la ensalada, mmm todo tiene un maravilloso sabor a plástico.

10)

“ya me dijo el doctor muy enserio que de kilos ya estoy pasadito (no mas grasas,ni azucar, ni harina, ni mas golosinas que me hacen gordito)

con el colesterol en 300, el antojo que a mi me domina (y pa colmo mi fiel chaparrita con amor me grita desde la cocina)

quieres que te guise un chicharron un pedazo de jamon o prefieres pollo frito mi amorcito.

no mi sabroso chicharron tu pollito y tu jamon por ahorita nada de eso cariñito.

que lo que te pasa corazon siempre has sido comilón y hoy te pones un moño mi gordito.

no muchas gracias pero no que el doctorya me orden q se me cae el cinturon.

es que me sube el colesterol mi amorcito, me sube el colesterol
es que me sube el colesterol mamasita
me sube el colesterol
es que me sube el colesterol mi chaparrita me sube el colesterol
es que me sube el colesterol mi pechuguita me sube el colesterol.”

Fito Olivares


foto: www.sabiduria.com

martes, 10 de junio de 2008

Pan con chomín, comida sin mantel: intro



Por ahora mi vida sin carro me ha dado más alegrías que tristezas, sobretodo buenos pretextos para seguir callejeando, burreando, taxiando. Asaltos, vergazos y metidas de mano son el precio muchas veces de la falta de caucho, pero ahí va uno arrecho, poniéndole el pecho a la bala, sin más pues, por ahora no voy a comprar carroza, mis ahorros tienen otros propósitos viajeros, esperaré, pero más vale pájaro en mano... ¡shhh, aguas! Y a lo que te truje tencha... camino a mi casa existe una de las mejores taquerías del universo, más de una vez las nobles almas que me acercan a casita han sido víctimas de esos sagrados, grasientos y exquisitos tacos de cochito horneado, cochito señoras y señores, no coche, ni marrano, cochito horneado, ja!, esos tacos son reseta de dios pero elaborado con las pesuñas del diablo, pero bueno, no es un espacio publicitario, o bueno, sí, pero no de la trama, del bocado, de la hartazón misma, sino de esa manía de este su servidor por bajarse del taxibuscarroajeno a comprarse su mango con pepita, granizada de limón, un shuco, par de pupusas, tortillas con chile, churrasquito, la atoliza.... empiezan acá un parito de textos tributo a la comida callejera, que hay que decirlo, con toda honestidad, es solo superable por la comida que pueda robarme de tu plato... pero mientras llega el día estas enchiladas fiambreras con un coronita de chomín las pago yo...
foto: elcucoroacho.blogspot.com

jueves, 5 de junio de 2008

Los que sí tienen carro hablan: Jullinisinruedas pregunta


Jullinisinruedas: ¿A usted para qué le sirve el carro? Luis “Duffman” Alejos: Es mi oficina ambulante, mi segundo hogar, por eso siempre está desordenado. Fijo le tengo cariño, aunque soy bastante negligente con los servicios, la pintura y el lavado.

J: ¿Cuáles son los problemas más frecuentes que te da tu carro?
Balam Mills: Mi carro, al ser un Peugeot 206, casi no da problemas, más allá de las malas caras de aquellos que de por sí no me quieren. Últimamente tiene algunos problemitas con los frenos, nada más.

En realidad lo jodido de tener carro es gastar tanto pisto en gasolina, cada vez es más. Y lo peor, gastar tanta plata en parqueos. Lo más pisado es que lo rayan en la calle, lo chocan cuando lo parqueás en la calle o cuando le das las llaves a algún "cuidador". Los parqueos son carísimos, aprovechan a ganar dinero con la inseguridad.

Por último, lo más pisado es que te lo pueden huevear. O bien, que cualquier bolo cerote te puede chocar por andar manejando a verga.


J: ¿Cuánta gente has metido a tu carro?
JP Dardón: en este azul solo 8 maximo, pero en una CABINA de pick up logramos acomodar la misma cantidad cuatro sentados en los sillones, tres en las piernas de los sentados y uno acostado sobre todos.

J: ¿Por qué polarizaste los vidrios de tu carro?

Claudia Navas: porque me gusta cantar cuando manejo yme da verguenza que la gente me vea.

J: ¿Cuál es el ruido que más extrañarías si te huevean el carro?

Javier Payeras colocho: la llanta izquierda tiene un tintineo similar al de un fragmento de una pieza de john cage.

J: ¿Cuál es el género de tu carro?

Lorena Flores: femenino, ella (su carro) es la Cleo.

J: ¿osea que es un Clio transgénero?

LF: Cabal, es pansexual diría Lissy. Si fuera un jeep o un pickup sería como macho agrónomo.


foto: Luigi, de Cars, la lica vea, no el night club, bueno ese es Cats, pero igual, por si las moscas.

lunes, 2 de junio de 2008

Sin llantas para el invierno (mi vida sin carro III)


No me gusta el invierno, me pone gris, me da sueño, es triste… y demasiado mojado, hoy en la mañana me dice una señora de la oficina al ver mis ruedos y mis converse empapados (puro idiota saliendo con chapulines en invierno), “uy se mojó!!, ¿del carro a la puerta?”, no, no, no y no, de mi casa a la parada, de la parada a la oficina, de los putos charcos de las calles (los peatones también padecemos el mal estado de las calles), y porque me dio la gana de sentir las patas congeladas de tanta agua “no fíjese, siempre se me moja el pantalón”, simón, tan educadito él, pero bueno, no era para tanto, total que el que no tiene carro soy yo.

Las burras son el doble de pesadas porque la mara cierra las ventanas cuando llueve, fuf, ese baño turco de animales es bien espeso, sumado a la lucecita amarilla del interior de los buses da la impresión de estar en alguna vitrina de juguetes usados en la zona 1, pero no, simplemente vamos a las casas, mojados, sudados, aguantando tufos, de los deadeveras que son mil veces más soportables que los de la cabeza, en fin, todo para llegar a casa a ver la figurita en yeso que dice home sweet home!!!

Recuerdo en mi infancia en Xela, único lugar donde he tenido rueditas, la bicicleta me salpicaba todo el culo, como si agarraran un lodazal a presión desde la nuca hasta cerquita del nies, llegaba uno todo chupado y embarrado, además de que pedalear en tierra mojada era doblemente cansado.

Una vez que iba con mi hermando de copiloto, siempre en la poco noble y poco leal Xelajú, quedamos en la primera fila del semáforo que se puso en rojo, justo frente a nosotros mi abuelita cruzaba la calle, llovía medio duro, tons yo buen nieto y todo un caballero (tal como ustedes me conocen), decido ir por mi abuela para llevarla en el carro, tons abro la puerte de romplón y cuando voy a bajar el pie veo una sombra que se va a hacer mierda contra la puerta, cierro los ojos y luego del estruendo veo en el suelo una bicleta tirada me bajo y un viejo como a 2 metros de la bici, sobándose la rodilla me grita a todo pulmón “patojo hijo de la gran puta!”, yo y mis 13 añitos nos ahuevamos “puta, quebraste al viejo!!”, no habia terminado de pensar en mi escape cuando el sonido de una radiopatrulla obliga a mi hermano a orillarse. Ahora doble ahuevón: “Los papeles del carro y su licencia”, no los llevábamos, “su cédula joven” (con cara de hoy sí te la vas a comer patojo cabrón) y tampoco llevaba su cédula mi broder, ¡belleza!, todo eso mientras el viejo maldito cacareaba que le habíamos roto la rodilla que no sé qué pajas, y nel, viejo maldito nos quería extorsionar, sí se raspó pero su costrita esa de nata de incaparina no valía 60 mil pesos que quería cobrar el nene. Al fin los policías hablan entre ellos y nos dicen “muchachos, el compañero acá los conducirá hasta la estación”, y se sube un joven uniformado a la parte de atrás del carro, baja la ventana y enciende un cigarro, nos indica “esperen a que se vayan mis compañeros”, los dejamos ir, “llévenme a Montblanc”, se auguraban 8 cuadras de puro miedo, que si dando la vuelta en la esquina nos dice el tira “puta muchá, cómo son de mulas, no saquen esta mierda sin papeles, ese viejo pisado lo que quería era pisto, que coma mierda, esa gente es aprovechada, yo soy de antinarcóticos y tránsito me pela la verga, así que vayan a dejarme con mis compañeros y vayan a guardar esta mierda”, los parabrisas del carro eran el único sonido de regreso, llegamos guardamos el carro y en algún momento de la noche el buen Pólux me recriminó la mulada de abrir la puerta de golpe.



foto: Almacenes el tigre, capas Ciclón... en el invierno la protección! cha na nan!

miércoles, 28 de mayo de 2008

Mi vida sin carro: la party




Se acaba la jornada laboral y por ahí por las cinco de la tarde una llamada “qué onda mister, qué vas a hacer más tarde…” el juego de palabras “pues nada mano, por qué, qué planes”,

tun-tun tun-tun tun-tun tun-tun

los tambores de la fiesta suenan bajo la tierra, cual inicio de odisea en el espacio tropicalizada, el saxo de ­jugo de piña empieza a escucharse y alguna botella de cerveza local gira en el espacio inherte, fría.

“orale, voy para allá y te llamo”

Un viernes cualquiera se puede empezar la party de inmediato (o un lunes, miércoles, jueves, o sábado), salgo de la oficina casi arañando las paredes, ya siento que me piden que me quede, ni siento cuando ya me encaramé en el bus, las 3 cuadras que tengo que caminar para llegar a la parada se pasan volando, todas las hormiguitas que atravesamos las grandes avenidas por las pasarelas, como en una rama caída sobre el río, todas vamos levitando, lejos, lejos del escritoriomesatecladoverlock.

Saliendo desde la zona 7

Si la party es en el centro: 1 hora

Si es en zona 10: 45 min

4 grados: 1 hora

Cualquier otro destino dependerá de la cantidad de burras que se tomen (tip: el viernes no se toma taxi para llegar a ningún lado entre las 5 y las 7:30 pm, se llega al mismo tiempo que un bus), o de donde quedé de juntarme con quien finamente me dará jalón.

El pedo es a la 1 de la mañana, el after o la cama, igual da, cómo diablos me regreso, con quién vine, cómo putas vine a parar acá, dónde estoy… sí, los bolos somos preguntones y precavidos (¡ja, simón!).

Hace varios años en Xela, un par de amigos capitalinos llegaron a participar de una actividad que habíamos organizado con los entonces Rituales. El alter fue en la habitación de hotel de este par de dos, Alan se durmió, estaba cansado (ups, lo siento Alan, se me salió), el otro broker andaba tras de los huesos de una querida amiga mía, lo que no sabía este man era que mi otro cuate (este quetzalteco) andaba cuidando a mi amiga (tip2: cuando no estás en tu tierra, no estás en tu tierra) el visitante empezó a neciar, bolo necio el pisado, el local y yo ya maliados por la incomodidad de mi amiga decidimos irnos a la shit. 1:30: empezamos a caminar por el parque, un par de charitas se estaban dando verga, duro duro, a botellazo limpio, los esquivamos, empezamos a bajar a un costado de catedral, un amigo de la infancia se aparece una cuadra abajo, armando otro gran vergueo, nos cambiamos de calle, seguimos, los tres caminando, cada vez más miedo, mi amigo local se detiene y nos abrazamos, bolos miedosos y sentimentales palideando del miedo, había mala vibra, muy mala, a 2 cuadras de la casa de la amiga una trocka con toda la pinta de narco acelera y casi nos pasa tirando, un rottwailer ladra desde una terraza, un chucho callejero nos ladra también, la dejamos sana y salva, regresamos al parque, encontramos a un amigo supercalmado alegándole a una chava “no fui yo, no fui yo” gritaba, llegamos a los chéveres al mismo tiempo que un cuate conocido trajeado (venia de un casamiento, seguro, en xela todo el mundo se casa) se baja de su carro finito, con una manga del saco arrancada y le pide violentamente al cuate de los chéveres “dame un ceviche, ya!”, escapamos chévere en mano, nos sentamos en una banca, un bolo maldito patea la puerta del cajero y rompe el vidrio, un carro baja a toda velocidad, frente a nosotros se escucha un frenazo, el carro atropella a un perro, el perro llora, y justamente cuando se escucha su último gemido suenan las putas campanas de la catedral, 2 de la mañana. Todo es pura verdad.

Se registra uno los bolsillos en busca de los billetes arrugados, 20 + 10 + 5 + 5 + 5 + 3 + 0.25…. Yeah!! Tengo para el taxi!!!!!!!!!!

Pero muchas veces también “dejame acá, acá tomo mi taxi”…”no seás, te voy a dejar, no te ahuevés”…quiero agradecer a: Javier, Alan, Juan Pablo, a mi noble y amado hermano Polux, Michellita, al gran amigo Mic, a Carlitos, Mario, Luís, Gerardo, Ronald, Karen, Claudia y a los taxis amarillos por haberme traído a casa sano y salvxito tantas, tantas veces, por haber desviado su destino para atravesarse la reformita y seguir mis instrucciones “en la pasarela a la derecha, porfa”, para ustedes mi suela goodyear de oro.